PeopleArt – Making the difference

¿Cómo Recursos Humanos debe dar respuesta a la nueva flexibilidad organizacional?

¿Cómo RRHH debe dar respuesta a la nueva flexibilidad organizacional?

Los cambios, la volatibilidad del entorno y las transformaciones que vivimos actualmente fuerzan a las organizaciones a adaptarse. Ahora bien, ante la dificultad de predecir lo que va a ocurrir, las empresas deben estar preparadas para transformarse continuamente con el objetivo de responder eficazmente a estos contextos dinámicos e inciertos.

Esta acuciante necesidad de adaptación implica un cambio en las compañías que va desde la jerarquía hacia estructuras más líquidas, cuyos procesos son más ágiles y sus configuraciones más planas y están organizadas por proyectos colaborativos y temporales con el fin de ofrecer valor y respuesta a la nueva realidad. Para atacar la incertidumbre, las organizaciones necesitan actuar con agilidad en su toma de decisiones y procesos, gestionando los talentos de la manera más óptima en la organización de equipos y proyectos.

 

El rol de Recursos Humanos en este nuevo escenario

La gestión del capital humano en esta nueva era gira sobre distintos aspectos:

Talento: la colaboración que se establece entre personas es dinámica y líquida, personas con distintas capacidades, ideas y valores, en su mayoría jóvenes. Este tipo de talento es necesario en las nuevas organizaciones para dar el impulso necesario a sus proyectos.

Equipos: estas organizaciones favorecen la presencia de equipos multidisciplinares que cambian en función del proyecto, donde la colaboración y co-creación son indispensables y cuya diversidad aporta riqueza y éxito al proyecto. En esta línea, la confianza y comunicación se erigen como competencias fundamentales para su autonomía y eficacia.

Aprendizaje: se basa en un aprendizaje abierto, social y dinámico, entendido más como una actitud que como un proceso.

Liderazgo: este nuevo panorama exige que los managers gestionen el desempeño y generen engagement entre colectivos de colaboradores que, en muchos casos, no trabajan indefinidamente, tienen talentos o especialidades distintas, no dependen jerárquicamente y que trabajan en remoto.

¿Te interesa? ¿Por qué es tan importante Recursos Humanos en la gestión del cambio?

La principal función de Recursos Humanos, en definitiva, no debe ser gestionar personas (¡las personas ya se gestionan ellas mismas!), sino gestionar las relaciones interpersonales que se establecen en la organización. Es fundamental que esté en contacto permanente con el negocio para comprender sus necesidades volátiles y ofrecerle de forma ágil las soluciones que precise. Un departamento administrativo no encaja en este nuevo entorno.

En conclusión, la nueva organización flexible exige de los departamentos de RRHH la mejora de sus procesos, el desarrollo de sus servicios online de forma ágil, la captación del mejor talento, así como su cuidado y desarrollo y la formación de sus managers para que actualicen su manera de liderar.  

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo en tus redes:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¡Y no olvides suscribirte al blog!

Deja un comentario